LA GAZETA TV SEÑAL EN VIVO

NOTICIERO BUENOS DÍAS VERACRUZ en vivo, Lunes, miércoles y viernes 11:15 AM por nuestro canal de YOUTUBE : LA GAZETA TV  **  ¡¡SUSCRÍBETE clic aquí!!


miércoles, 13 de septiembre de 2017

En Cardel, la gente dice…

EL CEREBRO

FRANCISCO MEDINA PALMEROS

Cuando no se tiene dignidad, se aguanta todo.

Parece increíble que no sólo en la sociedad civil se vean y noten patéticos casos donde el jefe pendejea hasta morir al empleado; que de estúpido no lo baja y hasta el recordatorio familiar va implícito.


En los trabajos municipales también llueven este tipo de casos, donde uno no sabe si llorar o reír ante el auto estima tan bajo que muestran algunas personas y que propios y extraños lo vemos y nada más movemos la cabeza de un lado a otro al percatarnos la clase de personas que son.

En los municipios donde fenecen las administraciones, pudimos ver en estos últimos 4 años, como lo hemos visto casi siempre, este tipo de ejemplares donde pelafustanes con poder han pisoteado los derechos humanos de quienes tienen necesidad de un trabajo y que a falta de capacidad, pereza e inutilidad, porque hay hombres y mujeres que se sienten que no sirven para nada o no saben hacer nada, aceptan regaños fuera de contexto y que rayan en el ¡Qué poca madre!

Del jefe desde luego… y del inútil que acepta lo pisoteen, lo orinen y se hagan popo encima de él. Y ya se va a acabar la chiche municipal, pero seguramente quienes vienen en camino incurrirán en tales prácticas criticables tanto para el que las emite como para el que las recibe.

Y todo parece indicar que el cerebro que tienen es microscópico, tanto de un bando como del otro, toda vez que no es así como debemos conducirnos como seres humanos, pero de que los hay, los hay… gente prepotente y arbitraria, gente sin dignidad y sin criterio, con masa encefálica nada más medio embarrada en el cráneo.

Sostiene un betunero del parque Revolución de Cardel que por eso él no trabaja con nadie ni para nadie, que él es su propio patrón y que se esmera a diario por hacer su trabajo extraordinariamente a efecto de agenciarse un mayor número de clientes para que cuando mal está el tiempo o mal le va, mínimo se lleva entre 150 y 200 pesos al día, pero cuando hay varo entre la sociedad se recoge hasta 500 pesos al día, sin tener que rendirle cuentas a nadie, ni avergonzarse de nada, ya que bolear zapatos es un trabajo más que digno, en comparación a aceptar que el patrón le miente la madre y lo pendejee.

“Señor Medina, lo que pasa hoy en día es que las nuevas generaciones la quieren peladita y en la boca, les da vergüenza realizar trabajos honrados como el vender cacahuates o asear calzado, por ejemplo; es gente floja que prefieren aceptar irse de carga maletas con algunos politiquillos creídos y engreídos, no importando que al final del día se la refresquen, pues lo que menos tienen ese tipo de personas son principios y valores que por ende les lleva a un auto estima a ras de suelo, aceptando les ofendan a sus mamás.

Y como son tan huevones, holgazanes o perezosos, todo se les hace fácil y poco o nada les importa su dignidad, el que a la madre de ellos se la rayen al derecho y al revés. Yo vendo raspados y a veces golosinas como chicles, dulces, cacahuates y palomitas, nunca acepté que alguien me sobajara por lo que decidí un día auto emplearme vendiendo lo ya dicho, trabajo del que nunca me avergoncé, saqué adelante a mis hijos que hoy son profesionistas, una doctora y un profesor, seres humanos que hoy se sienten satisfechos de tener un padre como un servidor, ¡valga que yo lo diga!, trabajador, honesto, humilde y con mucha dignidad, de ahí que siga adelante y siempre ande con mi frente en alto, no faltándole a nadie porque el respeto al derecho ajeno es la paz, y esa misma enseñanza ahora mis hijos la fortalecen y se la transmiten a sus hijos para que sean buenos mexicanos, y no unos peleles”.

Uffff… así las cosas por acá con eso de los trabajos y en los que hoy por hoy vemos infinidad de individuos que ya levantan la mano ante las autoridades municipales electas para ver si les dan un “huesillo”, como ellos mismos espetan: “Pues ya le llevé mí solicitud a ver si me da alguna chambilla”. Es tanta la pobreza mental que demuestran en el hablar, que desde ahí se ve a leguas la clase de individuos mal formados, mal preparados, dispuestos a que les mienten la madre, a lamer suelas de “políticos” o patrones a cambio igual de bagatelas.

¡¡¡Pobres... totalmente!!!

No nos espantamos de que busquen trabajo, máxime si es afín a su carrera, que reúnan perfiles demandados y si se ganaron el puesto por aquello de que anduvieron en campaña, pues qué mejor, pero con dignidad y a emprender un papel con decoro y resultados, sin tanto arrastrarse y aceptar humillaciones. ¡Digo!, si es que tienen tantita vergüenza.

LA ÑAPA.- Ojo políticos, ojalá y aprendan, lo que se come no se cuenta, se cuenta lo que se dice. Se las dejo de tarea.

Y RECUERDEN: “El que no quiera ver visiones, que no salga de noche. Y al que le pique que se rasque; y al que le arda, que se sople. Escrito y publicado está”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO.

Gracias por tu apoyo A CONTINUAR CON MI LABOR