¡El frío no cede y los candidatos no levantan!

Columna: Caja Fuerte
Por: Mtra. Salma Mújica Zavala

Este 2018 viene cargado de cambios, para empezar en el termómetro ambiental. En nuestro territorio jarocho se han sentido los efectos de los frentes fríos como nunca, con ráfagas de viento muy potentes que no dan tregua a las zonas norte, centro y sur.
Tan solo el arranque de año ha estado marcado por las más bajas temperaturas de la historia, indicando que las advertencias sobre el calentamiento global se están cumpliendo y se manifestaran drásticamente.
El clima ha sido noticia junto con la sucesión presidencial, donde la última al igual que el fenómeno ambiental ha tenido un desarrollo inesperado, un ambiente frio y seco se ha manifestado entre los presidenciables, todas las expectativas de los analistas y asesores han fallado y el pueblo no les responde.
La pobreza en el discurso y falta de propuestas impactantes es lo que prevalece, misma circunstancia que no genera más que el crecimiento de la intención del voto por el abanderado de la oposición, Andrés Manuel López Obrador, un hombre que posee un voto duro favorable pero también un voto en contra que lo visualiza como una amenaza, situación que hasta el momento no lo tambalea y va en caballo de hacienda por la silla de los pinos.
Sin embargo, este voto en contra no ha logrado levantar el vuelo del partido oficial, el PRI, todo indica que no hay estrategia que le resulte para dejarse ver fuertes entre los demás como fue lo planeado. Y, Ricardo Anaya, el joven líder del partido de la derecha, el PAN, se muestra simple y sin despertar pasiones para empezar con los militantes de su partido.
Tal parece que lo más alusivo de los candidatos son los “memes” en las redes sociales, donde ridiculizan al rival del sistema para venderse como la mejor propuesta, las tendencias: el tema de la Amnistía a criminales y la honestidad del ejecutivo federal, las dos propuestas de AMLO.
Simultáneamente el termómetro político de Veracruz marca una pre-campaña que no ha hecho eco, no impacta, no se siente y no inspira. Las preferencias están cerradas entre dos: el Frente que lidera el PAN de los Yunes y la MORENA de AMLO con Cuitláhuac. Sobre un PRI, que aunque es un león dormido, este instituto político sigue sin mostrar señales de recuperación.
Para meterle candela a la elección por la gubernatura de 6 años, hay una sola línea, los estrategas politizan cualquier error y los candidatos los reproducen, lo cual si bien es un recurso efectivo electoral, para esta fría contienda se ha vuelto en el único para atrapar la atención mediática del electorado. Mientras tanto las propuestas brillan por su ausencia y la incertidumbre a la vista para el paquete de problemas que representa Veracruz.
Lo cierto es que sobre toda predicción, el ciudadano se ha acostumbrado a votar utilizando la urna para cobrársela a un personaje y darle el pastel a otro. Por eso ya hay quien pone sus barbas a remojar y se alistan para irse a la cargada, aprovechando la oportunidad de una elección que va a definirse nuevamente por el voto de castigo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO.